NativaChile

ITATA

miércoles, abril 16, 2008

Cuatro meses durarán las faenas en la faja urbana de Coelemu



Miércoles 16 de abril de 2008.



Cuatro meses debería durar la construcción del emisario submarino en una pequeña faja urbana de Coelemu, que se había convertido en un dolor de cabeza para la empresa Arauco y que generó divisiones en la comuna, al politizarse el tema.

Tras la aprobación de la Corema, la empresa sólo espera que le llegue la notificación oficial para retomar las faenas y unir dos puntos, distantes unos 2 kilómetros en lo que es la periferia de Coelemu, pasando por tres calles. Este era el último frente sin trabajos pues en general la iniciativa empresarial tiene más de un 90 por ciento de avance en su paso por las comunas de Ránquil, Coelemu y Trehuaco.

En estos momentos, solamente hay faenas en la ribera norte del río Itata en la zona de Meipo, donde se termina de construir el atravieso para el emisario submarino.

Este comienza en Ñipas urbano y recorre la faja ferroviaria y luego la vial recorriendo el margen sur del Itata, para pasar en Meipo a la ribera norte internándose por caminos secundarios de Trehuaco.

En esta comuna aún hay algunas zonas donde se realizan trabajos, pero son de menor cuantía y no existe ningún problema para su continuación.

Con el cuello de botella ya superado en Coelemu, tras la aprobación de la Corema comienzan a correr los tiempos para la entrega definitiva de la mega obra de ingeniería. Esta, manifestó el gerente regional de Asuntos Públicos de Arauco, Iván Chamorro debe ser entregada en forma definitiva en el segundo semestre de este año.

“No nos casamos con fechas pues hay una serie de procesos que se deben cumplir que tienen fechas variables, pero con la aprobación de la Corema, esperamos avanzar en la construcción”, señaló. Para la empresa la aprobación fue asumida con satisfacción puesto que de haber sido rechazada deberían haber presentado un nuevo estudio de impacto ambiental.

Finalmente, se impuso la tesis defendida por la empresa en cuanto a que el proyecto en general ya había sido evaluado y aprobado con condiciones el 2005 y en ese sentido al segmento en discusión sólo se le debían aplicar las medidas de seguridad ya conocidas.

Para la Corema, existen consideraciones técnicas de la Conama que determinan cuándo una modificación de proyecto amerita un nuevo estudio y tras un análisis efectuado por más de cinco servicios públicos, se llegó a la conclusión que no era necesario un nuevo estudio.

En estas condiciones el proyecto puede continuar y se espera que para fines de este año la empresa opere el emisario y deje de arrojar los riles industriales al río Itata como ha ocurrido desde que comenzó a operar la planta de celulosa..

2 Comentarios:

Publicar un comentario

<< Inicio